Cuatro consejos para elegir el bronceador perfecto

Tomar sol

Tomar sol nos encanta… Pero a nuestra piel, no tanto. Resequedad, arrugas prematuras, manchas y riesgos mucho más serios pueden afectarnos si no lo hacemos con cuidado y utilizamos el producto ideal. Los consejos.

Además detener en cuenta el horario y el tiempo en que nos exponemos al sol, debemos utilizar una buena protección para cuidar nuestra piel de todos los riesgos quenos acarrea. A continuación, consejos para elegir el producto ideal.   

¿Cuál es la diferencia entre bronceador, protector y pantalla?

Cuando hablamos de bronceador estamos hablando de un producto que contribuye a obtener bronceado pero no siempre está asociado a un factor de protección solar (FPS). Por lo tanto, la piel no va a estar protegida adecuadamente.

Al hablar de protector solar y pantalla solar no estamos hablando de productos diferentes sino de terminologías distintas. Actualmente, se está dejando de utilizar la palabra “pantalla” puesto que no existen los términos “absolutos”, no hay una protección total, del 100%.

De ahí que hablamos de protectores solares con protección muy alta, alta, media y baja, de acuerdo a su FPS. Esta es la forma correcta de hablar de protección solar.

¿Qué indica el FPS?

El Factor de Protección Solar (FPS) es el índice de la capacidad protectora de un filtro frente a los efectos nocivos de la radiación solar sobre la piel.

Existe un modo práctico de definir el FPS: indica el múltiplo de tiempo que se puede exponer una piel al sol sin experimentar eritema (enrojecimiento de la piel) en relación al que se podría exponer sin necesidad de filtro solar.

Es decir, si una persona en un momento determinado puede soportar, sin riesgo de quemaduras, una exposición al sol de 5 minutos, en presencia de un filtro que tuviera un FPS de 5, podría resistir una exposición solar de 25 minutos.

Los filtros solares tienen una eficacia óptima cuando se aplican aproximadamente 30 minutos a una hora antes de la exposición al sol, de manera que puedan penetrar en la piel. Todos los filtros solares deben ser aplicados nuevamente después de bañarse o sudar. Incluso los filtros solares etiquetados como “impermeables” o “resistentes al agua” son retirados por el secado con toalla y la sudoración, y se deben reaplicar cada dos horas.

Veamos cuál es la clasificación y cuáles las propiedades de los filtros solares:

El término “filtro solar” se utiliza generalmente para designar cualquier producto capaz de detener -en mayor o menor grado- la penetración de los rayos solares en nuestra piel. Sin embargo, en la actualidad, se vuelve necesario distinguir entre los distintos tipos de filtros de acuerdo con sus capacidades específicas de protección frente a los rayos solares. En cualquier caso, los filtros solares son de una gran utilidad para prevenir o minimizar los efectos de la radiación solar sobre la piel.

Existen múltiples indicaciones y criterios para seleccionar un determinado tipo de filtro. Por un lado, existen los factores propios de la radiación solar (longitud de onda, energía radiante, latitud geográfica, época del año, etc.); por otra parte, hay que considerar las características de la piel (sensibilidad al eritema y capacidad melanógena) y, finalmente, hay que tener presentes los criterios de indicación (terapéuticos, preventivos o simplemente estéticos). Por eso siempre es recomendable consultar al médico.

¿Cuál es el adecuado para cada tipo de piel?

El tipo de protector solar a utilizar va a depender de las características de cada piel, es decir, del fototipo cutáneo de cada persona. A menor fototipo (pieles muy blancas, ojos azules y pecas) mayor será el factor de protección solar que necesitará la piel para mantenerse protegida del sol.

¿Cuál es la ventaja de que sean en aerosol y no en crema?

Los protectores solares en spray hacen que su aplicación sea de una manera más veloz, práctica y sencilla. Su textura liviana permite esparcirlo muy bien sobre la piel con una rápida absorción. Los envases con sistema de spray continuo permiten aplicarlo ininterrumpidamente y llegar con facilidad a lugares difíciles de alcanzar, como la espalda y la parte posterior de las piernas, funcionando en cualquier posición en que se coloque.

Advertisements

Leave a comment

Filed under Actualidad, Asesor de imagen

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s